Alimentando el cerebro

Alimentando el cerebro

Todos sabemos que los alimentos son imprescindibles para nuestra salud. Mejora nuestro metabolismo, aumenta nuestros niveles energéticos, nuestras defensas y es un gran aliado incluso en la cura de muchas enfermedades. Lo que pocos saben es que hay alimentos que también pueden activar la memoria y devolver el vigor también al cerebro.

En la década de 90, los cientistas descubrieron que las neuronas se reproducen durante toda nuestra vida y que ese proceso, llamado neurogénesis, se ve beneficiado por un nutriente –la colina–. Nuestro cuerpo no es capaz de producirlo, pero sí sintetizarlo. Es muy importante el consumo de alimentos ricos en colina, sin el cual no sería posible producir el neurotransmisor que participa en la formación de la memoria.

Por otro lado, la glutamina es esencial en la formación del ADN –presente en las nuevas células cerebrales–. Y, aunque nuestro cuerpo sea capaz de producir ese aminoácido, no lo hace en cantidades suficientes.

La glutamina y la colina han sido encontrados en altas cantidades en un alimento básico en la dieta de todos: el huevo. Mientras la colina está presente en la yema, la glutamina se encuentra el la clara.

Sin embargo los médicos advierten que el consumo de huevo debe ser moderado y que las personas alérgicas a la colina, bien como las personas sanas y que tienen una dieta equilibrada no necesitan dosis extra de ese nutriente.