Es posible dejar de fumar

Es posible dejar de fumar

Acetona, ácido acético, alquitrán, amoníaco, arsénico, benceno, butano, cadmio, cianuro de hidrógeno, formaldehído, metano, monóxido de carbono, nicotina, níquel, polonio y tolueno son sólo algunos de los 4.700 productos químicos presentes en un cigarrillo.

200 de esas sustancias son venenosas mientras 43 son cancerígenas, advierte un importante laboratorio farmacéutico en una publicidad que invita a dejar de fumar con un ¡se puede¡

Lo cierto es que algunas de esas sustancias a medio y largo plazo dañan seriamente la salud en general. Muchos de esos productos químicos permanecen toda la vida en nuestro cuerpo. Con el consumo habitual de tabaco, su presencia sólo hace crecer y con el paso del tiempo da lugar a enfermedades como enfisema, cáncer en cualquier órgano del tracto respiratorio –boca, garganta, esófago, pulmones–, enfermedades cardiovasculares, esterilidad e impotencia, úlcera duodenal, desórdenes hormonales, depresión, adelanto de la menopausia y de la osteoporosis en las mujeres, entre otras.

Dejar de fumar no es fácil ya que es un hábito adictivo, sin embargo sus efectos se notan a los pocos minutos de dejarlo, independiente del tiempo que se lleve fumando.